Como educadores ambientales le damos gran importancia a la Naturaleza, por ello hemos decidido instalarnos en una de las zonas más vírgenes y probablemente más desconocidas de la montaña gallega.
Nuestra ilusión es dar a conocer, a través de la interpretación ambiental, los más pequeños detalles de los elementos naturales que nos rodean,  desde  el comportamiento de nuestros vecinos los corzos , hasta los vuelos de las aves rapaces que surcan nuestro cielo, sin olvidarnos de la vegetación autóctona que da vida y color a las montañas .
Estamos en una zona ganadera por antonomasia en la que las artes del pastoreo forman parte de la cultura del lugar; otro de nuestros propósitos es fomentar y dar a conocer también esta actividad.

.